GaleriaAHA
  Conceptos Arte
 
CARONTE
 Una de las temáticas más manidas de la mitología clásica griega es este personaje. Había leído muchas referencias en libros de arte y literatura sobre todo, (Pausanias). La primera que me acuerdo es haber leído acerca del "barquero", una mala traducción de la Eneida de Virgilio, escritor clásico romano. Os explico porqué le llamo el barquero. Tan sencillo como que su función era trasladar en una barca, las almas de los difuntos a través de la laguna estigia, en algunas fuentes río Aqueronte, como paso previo para entrar en El Hades o reino de los muertos. Al Olimpo sólo iban los dioses.
  La leyenda dice que cuando moría alguien se le cerraban los ojos y se ponía sobre ellos unas monedas (óbolos) y según en qué culturas también en la lengua.
  Dichas monedas servían para pagar el peaje a Caronte. Si morías y no tenías el pago, te dejaba en la orilla o caías a la laguna.
  El mito de Caronte está presente en la literatura renacentista en la obra de Dante Aligheri, "La divina comedia". Aquí aparece el propio Dante acompañado de Virgilio pasando a los infiernos en la barca. Hay un cuadro muy famoso sobre esto en el cual la perspectiva casi parece un friso de pared.
  Se le representa habitualmente como un anciano decrépito o incluso como un esqueleto con una capucha hecha harapos. Lo cual hace que por asociación se le confunda con la muerte.
  Otro personaje mitológico, Orfeo sin estar muerto engañó a Caronte para pasar al Hades en busca de su mujer Eurídice.
  También Heracles, Hércules para los romanos, forzó al barquero para que le dejara pasar.
  En ambos casos fue castigado por los dioses, pobre viejo.


EVOHÉ Y LAS BACANTES
  Aunque ya he soltado mucho el rollo de lo que es evohé, ahora toca rescatar el principio de la historia.
  Una compi de la facultad, Gema, trabajaba en una compañía de teatro. En ese momento estaban representando una obra del dramaturgo clásico griego Eurípides.
  Tengo recuerdos de ir a verla en cuatro ocasiones pero pueden ser más. Una de las primeras fue en la sala Galileo. Acudí con Olga, a la que había conocido unas semanas atrás en un bar de copas, en uno de los encuentros más surrealistas de mi vida. Ella estaba más metida en el mundillo cultural.
  La obra comienza con un coro y música en directo, qué bueno. Entre la niebla aparece el dios Dionisio, cuyo actor volvía locas a las churris. Éste declama un monólogo introductorio mientras danza. Lo más fuerte estaba por venir. En un momento dado, de los laterales del público surgen gritos y carreras. Son las bacantes o sacerdotisas de Dionisos (Baco en mitología latina), que poseídas por el furor de la ceremonia no paran de evocar Evohé, Evohé.
  Años más tarde, por Randy me enteré que los actores de teatro necesitan realizar un calentamiento previo, tanto físico como psicológico. Visto lo visto no me extraña.
  Olga no acudió muy convencida porque a ella le atraía más bien el teatro moderno o experimental, pero al terminar la obra estaba temblando.
  Recuerdo también haber ido con la Elo, y sobre todo la locura de los viajes a Mérida y Segóbriga. Como se representaba en las propias ruinas de los anfiteatros quedaba evocador, pero los juegos de luces no son iguales a la luz del día. En Segóbriga llovió y era para haber grabado las caras de decepción de los actores, cuando se tuvo que suspender. A Segóbriga se apuntó gente del Erasmus, como Silvie. Toda simpatía.
  El de Mérida fue para enmarcar. Alquilamos un bus y éramos unas treinta personas. Para que nos saliera más barato pusimos carteles anunciando el viaje. Se llenó con gente de lo más variopinta y todavía tengo en la cabeza las risas del viaje de vuelta.
  Por todo ello, y a modo de homenaje, un grupo de la facul decidió crear la revista. Dediqué horas y horas a dibujar, que era lo mío, mientras los demás escribían, editaban o lo que se terciara. Trabajamos mucho pero el resultado mereció la pena, incluso cuando nos pusimos con una mesa en el hall del edificio B par venderlos. Las reacciones de los alumnos y profesores eran sorprendentes y también ahí nos lo pasamos pipa.

 
  Hoy han pasado 1 visitantes (4 clics a subpáginas) por esta página  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=